El disputado voto del Sr. Cayo

El disputado voto del Sr. Cayo

Elegí “El disputado voto del señor Cayo”, pese a sus múltiples dificultades de adaptación al nuevo lenguaje, porque además de todo un reto narrativo de ricas posibilidades de lecturas, planteaba de forma directa y expresiva el encuentro, la dialéctica entre dos mundos, dos culturas, dos formas de vivir, la supuestamente civilizada, y la aprendida de la naturaleza, como fuente de toda sabiduría.

Por otro lado contenía una de las más felices creaciones del autor, uno de esos personajes que Delibes sabe retratar con mano maestra, visualizando como nadie el ambiente, el entorno que le rodea. Sin olvidar su capacidad para conseguir la más intensa emoción desde la más austera contención.

Los aspectos meramente coyunturales del libro original suponían una dificultad añadida, y al tratar de dar respuesta a la pregunta de qué habría sido, al cabo de nueve años – los transcurridos entre la escritura de la novela y la realización de la película – de aquellos personajes del texto, recién salidos de la clandestinidad y que con tanta ilusión protagonizaron los difíciles días de la transición, cuando pensaban que podrían cambiar el mundo, es como encontramos las claves de nuestra adaptación al cine, y dimos una nueva dimensión, un nuevo punto de vista a la película.

Antonio Giménez-Rico

Print Friendly
Be Sociable, Share!